Recientes

6/recent/ticker-posts

Los clústeres son escuelas de estrategia empresarial

 

«Una iniciativa clúster debe contar con una estrategia que le permita ganar una ventaja competitiva y aumentar capacidades para generar crecimiento económico y bienestar»


Hace una década el Ministerio de Comercio, Industria y Comercio a través de INNpulsa Colombia tomo la decisión de promover los clústeres en el país, experiencia por la que trasegaba Medellín con exitosos resultados. Hoy, la Red Cluster Colombia registra cerca de 120 clústeres (apoyados por lo general por las cámaras de comercio) en todos los sectores de la economía: agricultura y agroindustria, software y tecnologías de la información y las comunicaciones, sistema moda y confecciones, salud y excelencia clínica, turismo de naturaleza, cultural y de negocios, construcción y hábitat urbano, energía, metalmecánica, mantenimiento industrial, logística y transportes entre otros.

Sin embargo, aún falta camino por recorrer para lograr un verdadero desarrollo en este campo, lo que me lleva a plantear tres comentarios generales sobre el tema. El primero tiene que ver con la grafía clúster, pues según FundéuRAE, que es la Fundación del Español Urgente promovida por la Agencia EFE y el Banco BBVA con el asesoramiento de la Real Academia Española (RAE), el sustantivo clúster, con tilde y plural clústeres, es la adaptación del anglicismo cluster y clusters por lo que recomienda su hispanización. Ahora bien, para precisar qué es un clúster, es aconsejable ir a la definición del profesor Michael Porter que dice que es una concentración geográfica de empresas y agentes relacionados (léase de gobiernos, universidades, gremios, centros de desarrollo tecnológico, etc.) que cooperan y compiten en un mismo negocio o segmento de la economía.

 

«Un clúster es una concentración geográfica de empresas y agentes relacionados que cooperan y compiten en un mismo negocio o segmento de la economía».

 

Es así como las empresas se concentran en entornos favorables para los negocios por tener buena infraestructura de servicios, conectividad, red de universidades, apoyos gubernamentales, talento humano, seguridad, acceso a mercados y muchos otros factores clave para que las economías se especialicen como lo hicieron el Silicon Valley con sus cadenas de valor en electrónica, Michigan y Stuttgart en automoción, Seattle en aeronáutica e internet e Israel con la gestión del agua. O Medellín con el sistema moda, Valle del Cauca con la agroindustria del azúcar, la sabana de Bogotá con las flores de exportación, Barrancabermeja con la petroquímica y Cartagena y Quindío con el turismo.

Leer: La clave está en la aproximación tecnológica.

El segundo comentario se refiere a que por lo general las concentraciones de empresas obedecen a realidades económica preexistentes y no planeada, por lo que tener un clúster no significa la existencia de una ventaja, pues son empresas que están ahí, geográficamente cerca, pero que no necesariamente colaboran aunque compartan algunos factores comunes tales como: posiciones en una misma cadena de valor, mercados similares, modelos de negocio, tecnologías y habilidades análogas entre muchos otros. De ahí que si lo que se quiere es mejorar la competitividad de un conjunto de empresas y las condiciones del entorno es necesario construir una iniciativa clúster mediante la formulación de una hoja de ruta (ruta competitiva) para comprender mejor el negocio en el que se compite, aprender de las empresas punteras a nivel global, identificar el segmento de negocios más atractivo, rentable y de crecimiento futuro,  localizar la próxima fuente de ingresos, establecer áreas de mejora y definir líneas de acción.

  

«Si lo que se quiere es mejorar la competitividad de un conjunto de empresas y las condiciones del entorno es necesario construir una iniciativa clúster»

 

Por consiguiente, una iniciativa clúster debe contar con una estrategia que le permita ganar una ventaja competitiva y aumentar capacidades para generar crecimiento económico y bienestar. En otras palabras, una iniciativa clúster permite actuar en doble vía: de la puerta de la empresa hacia afuera y de la puerta de la empresa hacia adentro.

El tercer comentario tiene que ver con que, además de una hoja de ruta, hay que dotar a la iniciativa clúster de un modelo de gobernanza para la toma de decisiones. La gobernanza se apoya en protocolos para que empresarios y entidades de apoyo decidan a cerca de las acciones a realizar, identifiquen fuentes de recursos, formulen proyectos, hagan seguimiento y monitoreo y vinculen gerentes y profesionales clúster que se ocupen de la gestión táctica y administrativa. La gobernanza es valiosa para crear capital social en el territorio.

Como lo señala Xavier Ferrás en su artículo Clusters, competitividad y nuevas oportunidades de negocios (12-11-2020), en el seno de los clústeres «operan fuerzas económicas positivas, que tienden a inducir dinámicas de crecimiento basadas en innovación». Indica Ferrás que en las iniciativas clúster se dan diferentes fuerzas: 

  • Fuerzas de atracción de talento humano, centros de I+D, emprendimientos, inversiones y especialización de proveedores. 
  • Fuerzas de información sobre nuevas tecnologías, oportunidades y proyectos.
  • Fuerzas de interacción fundadas en una mayor masa crítica de empresas y de agentes, más posibilidad de interacciones entre ellos, más confianza creada y más proyectos cooperativos.
  • Fuerzas de rivalidad pues competir genera un estímulo sicológico positivo e impulsa la innovación. 
  • Fuerzas de anticipación basadas en trabajo cooperativo, presencia de clientes sofisticados y acción de las entidades de apoyo que facilitan detectar tendencias futuras y el desarrollo de nuevas tecnologías y modelos de negocios, así como actividades de prospectiva estratégica en el seno de la iniciativa clúster.

Joan Martí Estévez, autor del libro Clústers: Estrategias Ganadoras y Trabajo en Equipo, dice que los clústeres son grandes escuelas de estrategia y de generación de confianza empresarial. Definitivamente son instrumentos de desarrollo local y plataformas naturales de innovación.

 

Armando Rodríguez Jaramillo

arjquindio@gmail.com   /   @ArmandoQuindio


Publicar un comentario

2 Comentarios

  1. Aunque hace una década se comenzó a hablar del tema, hoy dia en nuestra región apenas está iniciando su proceso de aplicacion, tiene razón Doctor Armando al definir las iniciativas clúster como herramienta para el desarrollo local que permite a través de objetivos comunes interactuar para alcanzarlos, mejorar la productividad y competitividad de las empresas en un sector específico de la dinámica económica regional y local

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Gracias por su comentario Carlos, definitivamente el reto que tenemos por delante es enorme.

      Borrar