Recientes

6/recent/ticker-posts

El occidente colombiano: la región del futuro

Claro que podemos aliarnos con otros departamentos para temas de interés mutuo, pero no es tiempo de distracciones porque nuestro futuro navega con rumbo a occidente.


El encuentro regional de Comisiones Regionales de Competitividad e Innovación (CRCI) de Antioquia, Caldas, Quindío y Risaralda realizado el 7 de octubre bajo el nombre Oportunidades para una región productiva y competitiva: el caso del Eje Cafetero y Antioquia, sirvió para debatir sobre las grandes oportunidades de esta región y perfilar ejes estratégicos para el desarrollo económico territorial.

La cita contó con el acompañamiento del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, DNP y Confecámaras, además de la presencia de Marco Dini, experto de la División de Desarrollo Productivo y Empresarial de la CEPAL, quien habló sobre la importancia de la dimensión geográfica (región) para el desarrollo productivo con base en las dimensiones municipal, departamental, regional y nacional, así como de la necesidad de tener miradas colectivas, definir roles y hacer alianzas que den sentido al territorio.  También hubo ponencias de Gloria Inés Acevedo (exgerente de la Plataforma Logística del Eje Cafetero – PLEC), Jaime Echeverri (Vicepresidente de Planeación y Desarrollo de la Cámara de Comercio de Medellín), Uriel Orjuela (Presidente del Comité Intergremial del Quindío) y Juan Felipe Jaramillo (Secretario de TIC y Competitividad de Manizales) quienes disertaron sobre la visión de región y las ventajas competitivas del territorio.

Es innegable que encuentros de esta naturaleza constituyen un escenario apropiado para debatir temas de interés supradepartamental. Tengamos presente que en el Eje Cafetero acumulamos varias décadas hablando de integración con base en denominadores comunes como son el Parque Nacional Natural de los Nevados, la caficultura y el PCC, el turismo de naturaleza, el sistema de ciudades articuladas por la autopista del Café, sus aeropuertos, la red de universidades, los desarrollo TIC, la agroindustria y la manufactura, además de otras particularidades que le dan identidad propia a la región.

El Corpes de Occidente lo propuso.

Cómo no recordar el gran esfuerzo hecho desde el Corpes de Occidente para dotar a departamentos como Caldas, Risaralda, Quindío, Antioquia y Valle del Cauca de una visión regional con alcance global que fue plasmada en Estrategia prospectiva del occidente colombiano: La región del futuro (1998), publicación donde se propuso una visión prospectiva de la región a 2015 y se compiló un importante corpus sobre desarrollo regional enriquecido con la mirada de especialistas como la de Sergio Boisier del ILPES – CEPAL.

Muchos de los proyectos de infraestructura propuestos por aquellos años hoy son realidad: El túnel de la Línea y el corredor Bogotá – Buenaventura, las dobles calzadas del Valle del Cauca, la autopista del Café, las concesiones viales Pacífico 1, 2 y 3 que unen al Eje Cafetero con Medellín y Urabá, la doble calzada Armenia – Cartago que articulará el corredor Bogotá - Buenaventura con la concesión Pacífico 3, la modernización de los aeropuertos regionales y las proyectadas plataformas logísticas de carga. Todas estas infraestructuras nos dicen que el futuro mira al Pacífico y al Caribe.

Se puede afirmar entonces que la visión estratégica del Corpes fue coherente y empieza a materializarse. De ahí que sea hora de retomar el rumbo, de construir región, de impulsar oportunidades entre el Eje Cafetero, Antioquia y Valle del Cauca porque la generación de conocimiento, la innovación y el uso de tecnologías, las cadenas de valor de los clústeres, la logística de mercancías, el ámbito empresarial, el desarrollo rural, el sistema de ciudades y las opciones de progreso así nos lo dicen.

Claro que podemos aliarnos con otros departamentos para temas de interés mutuo, pero no es tiempo de distracciones porque nuestro futuro navega con rumbo a occidente. Así que integrémonos con las vigorosas economías que giran alrededor de los centros urbanos y empresariales que son Medellín y Cali y conectémonos con los países de la Cuenca del Pacífico y con las rutas logísticas y comerciales del Canal de Panamá a través de los puertos de Buenaventura y Urabá.

 

Armando Rodríguez Jaramillo.

arjquindio@gmail.com   /  Twitter: @armando_opina


Publicar un comentario

0 Comentarios