Recientes

6/recent/ticker-posts

Reflexiones para el 2014

Armando Rodríguez Jaramillo
Armenia (Quindío - Colombia), 13 de enero de 2013

Los quindianos no hemos sido proclives a pensar en el futuro que queremos por lo que muchas de las cosas que suceden nos cogen de sorpresa, sin estar preparados para ellas. Es por esto que me animo a plantear cuatro asuntos que tendrán un impacto significativo este año en la región, me refiero a proyectos de infraestructura que tienen la capacidad de cambiar la geografía económica del Quindío si sabemos apropiarnos de ellos y proyectar nuestro futuro.

Este Departamento está ubicado estratégicamente en el centro de Colombia, a mitad de camino de las tres principales urbes del país (Bogotá, Cali y Medellín) y vecino de ciudades tan importantes como Pereira, Manizales e Ibagué, y como si fuera poco, es la bisagra que une al corredor de exportación/importación Bogotá-Buenaventura con el Eje Cafetero a través de la autopista del Café. Como se puede colegir, este territorio no está en los extramuros ni en inaccesibles lugares por fuera de los ejes del desarrollo nacional.

Esta privilegiada posición, anhelada por muchos, nos pone ante la necesidad de ampliar la visión que tenemos del desarrollo local enmarcándola en las tendencias nacionales e internacionales, y ante el reto de adquirir capacidad de negociación para conciliar y articular los proyectos de interés nacional con los de beneficio regional. Entre más pronto aceptemos que el Quindío es un territorio ineludible en el ajedrez de la infraestructura de comunicaciones del país, más rápido entenderemos que debemos adoptar una diálogo abierto con gobierno nacional para negociar mejores condiciones para el departamento dentro del modelo de desarrollo que queremos, dejando de lado ese prurito de oponernos a cuanto proyecto nacional ose pasar por el aquí.
  
Es por esto que deberíamos dejar tanta polémica en ocasiones ataviadas de un excesivo ambientalismo y sentimiento patrimonial, para avanzar en las opciones de desarrollo productivo de sectores como el agrícola y pecuario, agroindustria, turismo, servicios de bienestar, manufactura y plataformas logísticas que nos pueden traer la construcción y puesta de operación de proyectos como la doble calzada Ibagué - Cajamarca - Calarcá que incluye el túnel de La Línea, la construcción de la doble calzada Calarcá - El Alambrado - La Paila, la construcción de una nueva de línea de transmisión eléctrica a 230 Kv entre Santa Rosa de Cabal y Armenia y la entrega en concesión del Aeropuerto El Edén.

Si no somos capaces de identificar opciones de desarrollo aprovechando los proyectos nacionales que pasan por el Quindío, pues que el país sigua su rumbo construyendo un gran viaducto entre el alto de La Línea y el Alambrado para que el desarrollo nacional sigua su rumbo sin que nos afecte a nosotros.