Recientes

6/recent/ticker-posts

¿Cuántos libros lee al año?

Por: Armando Rodríguez Jaramillo ((Armenia - Quindío - Colombia) - 10 de agosto de 2014.


La lectura es la forma universal de crear cultura. Es una actividad exclusiva de los seres humanos a través de la cual recibimos conocimiento y que demanda atención, compromiso y raciocinio.

La lectura estimula la imaginación, invita a la reflexión, nos permite disfrutar y entrar en contacto con nuestra lengua, sirve para ampliar la visión del mundo, crea nuevos universos, nos mejora la ortografía y nos enriquece en palabras. La lectura es cultura y la cultura es lectura.

Sin embargo, las estadísticas muestran que en promedio en un año cada colombiano lee 2,2 libros, cifra realmente baja con relación Argentina y Chile que tienen índices de lectura de 4,6 y 5,4 libros por habitante respectivamente, esto sin compararnos con España, país que llega a 10,3 libros por individuo.

En cuanto al tamaño e importancia de las bibliotecas, Colombia tampoco presenta estadísticas favorables. Mientras que las bibliotecas de Bogotá como la Luis Ángel Arango del Banco de la República, la Biblioteca Nacional, las 17 que hacen parte de la Red Capital de Bibliotecas y las de las universitarias suman en total un poco más de 4,5 millones de volúmenes, otras similares en su género en diferentes países superan con creces esta cifra. Veamos algunas estadísticas que confirman lo dicho:  

Bibliotecas
Volúmenes
Biblioteca Vaticana.
1.600.000
Biblioteca Nacional de Francia.
13.000.000
Biblioteca de la Universidad de Harvard.
15.000.000
Biblioteca del Estado Ruso.
17.000.000
Biblioteca Nacional de China.
23.000.000
Biblioteca Pública de Nueva York.
20.000.000
Biblioteca Nacional de España.
28.000.000
Biblioteca Nacional del Reino Unido.
150.000.000
Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos.
138.000.000

Es evidente que hay una relación directamente proporcional entre el grado de cultura y las ciudades donde hay bibliotecas
, instituciones que no sólo sirven de repositorios de libros, sino que a su vez albergan importantes colecciones de periódicos,
revistas, manuscritos, documentos legales, microfilm, películas, grabaciones, colección de fotografías, etc. 

Pero si Bogotá, con toda su infraestructura de bibliotecas llega a una colección de 4,5 millones de libros, ¿qué podríamos decir de la cultura en ciudades como Armenia que tiene una limitada oferta de estos establecimientos que se concentra en las de la Sociedad de Mejoras Públicas, Museo Quimbaya del Banco de la República, Comfenalco, las universidades locales y colegios de la ciudad?

Estas cifras deberían ser conocidas y valoradas por los gobiernos territoriales para que se concienticen de la necesidad de promover la construcción y dotación de bibliotecas e incentivar la lectura en la población, con lo que se contribuiría de forma significativa a la generación de una nueva sociedad fundada en la cultura y el conocimiento.